Computadora sin software igual a un auto sin llantas

Lo que no camina a mano, no funciona a máquina. Esta sentencia de un mí recordado profesor sigue vigente más de veinte años después con todo el avance que las tecnologías de la información han tenido. Sin embargo, parece que no hemos aprendido la lección y continuamos comprando computadoras sin tener claro para qué y dónde nos servirán. Veo hospitales privados con más de una docena de PC y cuando pregunto si están conectadas en red recibo por respuesta otra pregunta ¿Red, y eso qué es?

No hay grandes secretos detrás de esto, usted debe introducir la computadora en su trabajo cuando sus procesos a mano le consuman mucho tiempo, sean inconsistentes y el riesgo que se puedan adulterar los datos sea alto.

Pero no bastará con la compra del equipo, antes debe encontrar la aplicación –software- que contenga los procedimientos que usted utiliza a mano. Según esté dispuesto a pagar o no por el software, así será la calidad del mismo. Pero es bastante probable que lo pueda conseguir gratis.

Hay sitios especializados en mostrarle las opciones disponibles, usted se los descarga y prueba, si le gustan, compra sino, los desecha. Es muy fácil buscar y encontrar software hoy día pero antes debe saber qué es lo que busca.

Defina sus necesidades, quiere un software para control de:

  • Bodegas
  • Compras
  • Ventas
  • Personal
  • Clientes
  • Cheques

Algunas opciones le permiten combinar varios o todos estos procesos, claro que serán las de mayor coste pero nada se pierde con evaluar pues incluso las opciones de paga le dan un tiempo gratis con todas las funcionalidades. La decisión final puede ser la diferencia entre hacer crecer su negocio o mantenerlo en la navaja de la sobrevivencia. ¡Hasta la próxima!